About me

Sus viajes a Marruecos le despiertan un interés por la música árabe que se hará vocación más tarde, tras iniciarse en el arte de la danza con 12 años de edad. Así es como se gesta lo que se convertirá en una disciplina de vida como bailarina. La danza y el teatro se darán la mano a los 14 años cuando intercala las clases de oriental con las de interpretación, para más tarde ingresar en los estudios superiores de la Escuela de Arte Dramático. En esa etapa está en continuo movimiento actoral y trabaja en compañías de teatro al igual que como especialista de cine, reforzada por sus 10 años de taekwondo.

“Los grandes bailarines no son geniales por su técnica, son geniales por su pasión”. Martha Graham

Las raíces gitanas de Bárbara la llevan a encontrarse con el flamenco, tras explorar las danzas folklóricas orientales en sus estudios con los mejores bailarines del mundo, como Randa Kamel, Mahmud Reda, Momo Kadous, Eman Zaki (Egipto), Assala Ibrahim (Irak), Aziza, Jillina (EE.UU), Francois Rahmé, Amani (Líbano), entre otros muchos. El contacto con las danzas más primitivas y ancestrales, de raíces comunes con el flamenco, hacen que su parte más flamenca emerja para fusionar danzas sobre escenarios como el del Museo del Baile Flamenco de Cristina Hoyos.

Exhibe su arte en las ferias medievales, acompañada por el grupo musical marroquí Al Folk; y en los festivales internacionales, que la llevarán por toda España. Su formación profesional abarca la enseñanza del gran artista y maestro Hossam Ramzy en su Escuela ubicada en Londres, con el que continúa formándose y participando en espectáculos de danza en la ciudad británica. Desde el 2012 estudia clásico y contemporáneo en el Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla y en el Centro Andaluz de Danza.